Conoce el Metodo Matte

Protocolo de acción ante situación de conflicto de relación entre funcionario y apoderado – apoderado y funcionario

Presentación.

En toda relación humana, pueden existir diferencias de opinión, las que pueden tener como consecuencias, la solución del problema o bien la agravación de la situación en cuestión. Es por esto que el siguiente Protocolo, tiene como finalidad, facilitar la forma de acción ante una situación de conflicto entre Apoderados y Funcionarios del Colegio.

Este Protocolo puede estar a disposición de toda la Comunidad educativa, ya sean Directivos, Docentes, Estudiantes y Apoderados.

Conceptualización.

Desde tiempos remotos ha existido un gran interés en las diferencias individuales, tanto por lo fascinante que resulta saber sobre la variabilidad humana como porque las distintas habilidades y comportamientos que nos diferencian ayudan a establecer nuestra propia individualidad y a predecir el comportamiento ajeno. 

Cuando hablamos de diferencias individuales, encontramos conceptos como temperamento, carácter y personalidad.

El temperamento es la base biológica del carácter, estable en gran parte y hereditario que influye en la conducta. El carácter, se refiere a la forma individual que el componente afectivo-dinámico del comportamiento adopta en el hombre, implica rasgos tanto heredados como adquiridos. La personalidad que aúna tanto el temperamento como el carácter, es relativamente estable, aunque puede experimentar algunos cambios en base al aprendizaje y la experiencia, refleja el carácter único del individuo y manifiesta en la conducta las fuerzas o disposiciones que residen en la persona. Es en toda relación humana, que estas variables se ponen en acción, y no es el contexto escolar una excepción.

Los funcionarios de un Colegio, muchas veces pueden verse envueltos en situaciones de conflicto con la gran diversidad de Apoderados que existen en un establecimiento educativo; y la forma en cómo este afronta la situación será de mucha importancia en la respuesta del Apoderado. Se hace entonces necesario especificar las acciones a seguir al momento de existir un conflicto entre ambos, y las sanciones que el Colegio  cree pertinentes en caso de que esta falta sea grave,

Se hace prudente intervenir con las partes  ante una falta de respeto la que sin duda amerita sanción; las cuales se describirán en el presente Documento.

Medidas y sanciones.

Las medidas de sanción (Estipuladas en el Reglamento Interno) son:

I.- Agresión Verbal por parte de Apoderado hacia un Funcionario:

Ante una situación en la cual un Apoderado agreda verbalmente a un funcionario del Colegio, se hace necesario entregar una carta dirigida a la Superintendencia de Educación Provincial, manifestando tal situación ocurrida. Esta carta es redactada por el Funcionario afectado, firmando también la Dirección del Establecimiento, lo que avala su respaldo.

El funcionario, puede solicitar por medio de carta escrita, dirigida a la Dirección del Colegio, la no atención del Apoderado, y la solicitud de no relacionarse con el agresor en Reuniones con los padres del curso, lo que puede significar la solicitud de Cambio de representante del estudiante en su formación (Apoderado), el cual accederá a dejar su condición de apoderado de manera inmediata, cuando el director y/o sostenedor del establecimiento se lo solicite, dejando como apoderado principal, al apoderado suplente en la ficha de matrícula, u otro que estime conveniente, siempre y cuando sea mayor de edad.

Toda la situación ocurrida, quedará por escrita en Libro de Actas o bitácora, a cargo de la Inspectora General del Establecimiento. Debe quedar firmado además por el funcionario agredido.

II.- Agresión física por parte de Apoderado a Funcionario.

Ante situación de agresión física por parte de un Apoderado a un Funcionario del Establecimiento, se dejará constancia escrita de tal situación en Libro de actas o bitácora, el cual estará a cargo de la Inspectora General del Establecimiento, quién deberá dejar firmado y timbrado lo ocurrido, además de solicitar la firma del funcionario agredido. Se hace indispensable realizar un sumario interno por Dirección, además de  entregar por escrito carta a la Superintendencia de Educación Provincial, detallando el hecho ocurrido. Esta carta es redactada por el Funcionario y firmada también por la Dirección del Establecimiento, lo que avala el relato.

Obligación de Denuncia de agresión.

La Dirección del Establecimiento  en conjunto con el Funcionario agredido,  deberá denunciar cualquier acción que revista caracteres de delito y que afecte a un miembro de la comunidad educativa, tales como lesiones, amenazas, entre otros. Se deberá denunciar a Carabineros de Chile, La policía de Investigaciones, las fiscalías del Ministerio Público o los Tribunales competentes, dentro del plazo de 24 horas desde que se tome conocimiento del hecho.

III.- Agresión verbal por parte de un Funcionario hacia el Apoderado.

Si existiese la situación de agresión verbal por parte de un Funcionario del Establecimiento Educacional hacia un Apoderado del mismo Colegio, se notificará con una carta de amonestación escrita por el Sostenedor y / o dirección del Establecimiento

Se solicitará que el Apoderado deje por escrito tal situación, en  Libro de Reclamos, el que está a cargo de Inspectoría General del Colegio.

Se solicitará al Funcionario, que sostenga entrevista con el Apoderado, en la cual, pedirá disculpas por su accionar.

Si ocurriese el hecho que el Funcionario repite su conducta, podrá evaluarse la expulsión del Funcionario del Establecimiento Educacional.

 

IV.- Agresión física por parte de Funcionario hacia el Apoderado.

Si existiese la situación  de agresión física por parte de un Funcionario hacia un Apoderado del Establecimiento se evaluará su expulsión y término de Contrato del Colegio, previo sumario interno realizado por Dirección.

Se solicitará que el Apoderado deje constancia escrita por tal situación ocurrida en Libro de Reclamos del Establecimiento el que está a cargo de Inspectoría General.

Obligación de Denuncia de Agresión.

En caso que el Apoderado decida hacer una denuncia por el hecho ocurrido, será responsabilidad del mismo llevarla a cabo a las entidades pertinentes.